julio 21, 2024

Bomba Atómica en Nagasaki: La Misión del Oficial Sweeney

La historia de la Segunda Guerra Mundial está repleta de eventos que cambiaron el curso de la humanidad.

Entre ellos, el lanzamiento de la bomba atómica en Nagasaki el 9 de agosto de 1945, permanece como una de las misiones más sombrías y a menudo eclipsada por el ataque a Hiroshima.

A continuación, exploramos este acontecimiento histórico, su contexto y sus consecuencias.

El Contexto: La Época Nuclear

El primer ataque: Hiroshima

Tres días antes del ataque a Nagasaki, la humanidad había sido testigo del primer ataque nuclear de la historia en Hiroshima. La bomba conocida como Little Boy causó devastación y sorpresa en todo el mundo.

La misión en Nagasaki

La Fat Man, como fue apodada la bomba de Nagasaki en referencia a Winston Churchill, vino como un golpe secundario para instigar la rendición del Imperio japonés. Sin embargo, la operación fue compleja y arriesgada, llevada a cabo por el entonces joven oficial Charles Sweeney.

La Misión de Nagasaki: Objetivos y Desafíos

El Objetivo Principal: Kokura

La misión en Nagasaki no era la primera opción. El oficial Sweeney tenía como objetivo primario la ciudad de Kokura, pero las condiciones climáticas no eran favorables.

La Decisión de Cambiar de Ruta

Con poco combustible y una ubicación complicada del blanco en Kokura, Sweeney tomó la decisión de dirigirse al objetivo secundario: Nagasaki, un importante centro industrial de Japón.

La Detonación en Nagasaki

A las 11:02 horas, la Fat Man fue lanzada desde un B-29, conocido como Bockscar. Sweeney, aturdido por la onda expansiva, voló hacia Okinawa para repostar su B-29 antes de regresar a la base en Tinián.

«Espero que mis misiones hayan sido las últimas de este tipo y que jamás se realicen otras», dijo Sweeney, quien se convirtió en brigadier general y se retiró en 1976.

Consecuencias del Ataque en Nagasaki

La Destrucción de la Ciudad

El ataque destruyó el 44% de Nagasaki, matando instantáneamente a 35.000 personas e hiriendo a 60.000.

El Final de la Guerra

Cinco días después del ataque, Japón se rindió incondicionalmente, poniendo fin a la Segunda Guerra Mundial.

Legado y Memoria

El bombardero Bockscar se exhibe en el Museo Nacional de las Fuerzas Aéreas de Estados Unidos junto a una réplica de la Fat Man, marcando el fin de la guerra.


El lanzamiento de la bomba atómica en Nagasaki, liderado por el oficial Charles Sweeney, es una parte esencial pero a menudo olvidada de la historia de la Segunda Guerra Mundial.

La misión, llena de desafíos y decisiones críticas, llevó a la rendición de Japón y al fin de una era devastadora. Recordar y reflexionar sobre estos eventos nos ayuda a entender los complejos dilemas morales y estratégicos de la época, y a valorar las lecciones que podemos extraer para nuestra propia época.